¿Cuántas pérdidas generan las marchas?

  • Friday, August 19th, 2016

¿Cuántas pérdidas generan las marchas?

CANACO y CANACOPE calculan después de algunas marchas las pérdidas que éstas producen a los negocios establecidos a su paso. Las cifras suelen ser noticiosas y los medios las replican, pero ¿qué tan confiables son esas estimaciones?

José Merino (@PPmerino) y Oscar Elton (@OscarElton88)   Se nos ha vuelto un hábito: hay una marcha o un plantón en la ciudad; unos días después, una organización empresarial publica una estimación propia de las pérdidas que ese evento generó entre sus agremiados; los medios publican en sus portadas estas estimaciones; la conversación se mueve hacia los efectos negativos de las marchas; y se acabó. Nunca se cuestionan los datos, porque si va entre comillas, cualquier cosa cabe en un periódico. A iniciativa de Animal Político decidimos replicar la estimación; evaluar sus supuestos; e identificar si en el hábito hay una intencionalidad por la exageración. Sí, los datos también son un espacio en el que se libran disputas políticas por “la verdad”. Estimaciones y supuestos Es cierto que estimar las pérdidas en los negocios que se ven afectados por el paso de marchas, plantones, o algún otro método de protesta es difícil; pero también es un hecho que existen mejores formas de hacer los cálculos que se hacen actualmente. En la CDMX, los dos principales organismos que realizan el cálculo son la CANACO y la CANACOPE. Hace unos días, nos dimos a la tarea de replicar el cálculo hecho por esta última cámara para la marcha del 26 de enero de 2015, publicado en el periódico El Financiero, que habla de una pérdida de 30 mdp en los negocios de Reforma y Eje Central causados por marchas realizadas ese día. Animal Político nos proporcionó la metodología de las cámaras y nos dimos cuenta principalmente de dos errores (además de la falta de especificidad): 1. Se toma en cuenta la suma total del tiempo de las marchas, aun cuando pudieran coincidir en un mismo tiempo y espacio. Es decir, se asume que mientras la marcha dure, todo el trayecto está todo el tiempo bloqueado. 2. Se considera que se afectan todos los negocios que están a todo lo largo de las avenidas afectadas (dentro del perímetro delegacional) durante todo el tiempo que duran todas las marchas. Si hay una marcha sobre Reforma a la altura de El Ángel, en la estimación se infieren pérdidas para todos los negocios ubicados dentro de la delegación Cuauhtémoc; desde Lieja hasta el Circuito Interior, cuando de hecho se llama ya Calzada de Guadalupe. Estos puntos son evidentemente problemáticos e implican una sobre-estimación de pérdidas; por ello, hacemos el mismo cálculo en que se dice se perdieron 30 millones de pesos, mejorando algunos puntos que nos parecen relevantes para una mejor estimación de las pérdidas: 1. ¿Dónde? El primer paso que se realiza es determinar el área afectada con información de la autoridad de seguridad. Para ello, utilizamos los reportes viales de 2015 de la SSPDF de marchas y plantones. El 26 de enero de 2015 se reportaron 37 protestas en la CDMX. 17 de ellas están en la zona Centro, y sólo 7 se reportaron sobre Reforma y 2 sobre Eje Central, zonas mencionadas en la nota de El Financiero. 1_marchasCDMX 5_MarchasCentro 2. ¿Quiénes? Para establecer el número de negocios en una zona se utiliza el DENUE. La metodología menciona que con esto se traza “el perímetro y área de la marcha”, y ayuda a ver cuántos establecimientos hay y de qué giro. Si nos quedamos únicamente con las unidades económicas de la delegación Cuauhtémoc, vemos que hay 70,280 en total. 2_DENUEdel Dado que la nota únicamente se enfoca en unidades económicas dedicadas al comercio, nos quedamos únicamente con ellas. En la delegación existen – según el DENUE – 36,686 negocios activos de comercio. Sumando los negocios establecidos sobre Reforma y Eje Central, nos quedamos con 1,727 comercios. 3_NegociosGiro 3. ¿Cuánto? Para calcular los ingresos promedio anuales se utiliza la calculadora censal, filtrando por delegación y giro de los negocios (Cuauhtémoc y Comercio, en este caso). El ingreso anual promedio por negocio de un comercio en la delegación Cuauhtémoc es de $1,130,000.00. Siguiendo la metodología de la CANACOPE, calculamos los ingresos por hora, dividiendo primero esa cantidad entre 304 días y luego dividiendo ese resultado entre 8 horas, que es el tiempo estimado promedio que está abierto un negocio (según la CANACOPE). Con ello obtenemos que el ingreso por hora promedio de cada negocio es de $464.64. 4. Suma Dado que en ningún momento se especifica en la metodología de qué forma se delimita el perímetro de afectación de las marchas, al ver dónde están las marchas, vemos que se concentran en ciertas extensiones de las 2 avenidas, no a lo largo de toda su longitud (Como asume la CANACOPE). 4_MarchasNegocios Por ello, dado el argumento de que las pérdidas se dan debido a que los negocios cierran durante todo el tiempo que dura la macha, calculamos radios de 100 metros alrededor de cada una de las 9 marchas y luego vimos cuántos comercios se ubican dentro de dichos radios, en lugar de asumir que la extensión abarca toda la delegación Cuauhtémoc. 6_marcha100m Vimos que a diferencia del total de las 1,727 unidades económicas de comercio a lo largo de Reforma y Eje Central, dentro del radio de afectación que calculamos se ubican únicamente 423 negocios, 380 de ellos sobre Eje Central. Además, vimos que en 4 marchas (2 en Reforma y 2 en Eje Central) se traslapan los radios de afectación: si dos marchas ocurren en el mismo punto a la misma hora, ¿Afectan dos veces los mismos negocios? La respuesta obvia es “no”. Bueno, no tan obvia para la CANACOPE. Para no contabilizar dos veces el tiempo de afectación, revisamos las horas de inicio y fin de cada una de las 4 marchas, confirmando que no sucedieron al mismo tiempo. Lo siguiente fue ver cuántos negocios se vieron afectados por cada marcha, es decir, cuántos estaban dentro de cada radio. Primero calculamos las pérdidas causadas por cada marcha, multiplicando su duración, por los ingresos promedio por hora y el número de negocios de la delegación Cuauhtémoc. Esto es, dada la disponibilidad de datos, se debe asumir que las ganancias de los negocios sobre Eje Central no es diferente a la ganancia promedio del mismo tipo de negocios en toda la delegación Cuauhtémoc. Hecho todo lo anterior, la suma de pérdidas por las marchas del 26 de enero del 2015 es $11,236,347; una tercera parte de la cantidad reportada por la CANACOPE. 5. Necesitamos hablar de estas estimaciones Nuestra estimación da muchísimo menos de lo que CANACOPE dijo y medios publicaron; cierto, pero creemos que sigue siendo una sobre-estimación. Seguimos asumiendo que todos los comercios ganan en promedio lo mismo en toda la delegación (independientemente de dónde se ubican y de qué comercian) y que todos cierran al paso de una marcha. Existen negocios que no dependen del flujo de coches, sino de peatones, y que pueden incluso verse favorecidos por las grandes concentraciones de gente. Por ejemplo, negocios de abarrotes, y algunos de alimentos y bebidas. Otro problema es que los ingresos no están estacionalizados (diciembre generalmente es un mes más lucrativo que el resto del año), además de que faltaría tomar en cuenta el día de la semana en que los negocios se vieron afectados; no todos los negocios tienen los mismos ingresos en lunes que en viernes o sábado. Además de eso, asumimos que todos los comercios abren 8 horas al día, cuando probablemente muchos abran durante más tiempo. La CANACOPE dice realizar además 3 pasos adicionales, los cuales no son replicables. Dicen “hacer llamadas a una muestra de comercios en la zona para preguntar el porcentaje de pérdidas en el día”, además de “tomar muestras de cada uno de los giros de los negocios presentes en el área afectada”, para luego sacar un promedio de las pérdidas reportadas. No se especifica cómo ni qué tipo de muestras toman, ni cómo se incluye luego eso en el cálculo. Es curioso, pero sin hacer llamada alguna, asumiendo sólo su propia metodología y con información de INEGI, llegamos al mismo monto de pérdidas (antes de corregirlo nosotros). Así, como respuesta a una marcha por el cumplimiento de cuatro meses desde la desaparición de 43 normalistas en Iguala; la única respuesta de organizaciones empresariales fue hacer una estimación de pérdidas económicas. Podemos asumir que nadie está obligado a la empatía y que siempre es un ejercicio democrático útil ponderar derechos y pérdidas colectivas. Aún frente a una tragedia como la de Iguala y la empatía dolorosa que generó, las quejas empresariales tienen cabida; lo que no puede tener cabida es publicar cifras que se sabe son exageradas. ¿Por qué hacerlo?