2013, el cuarto año más violento desde 1990

Por: José Merino (@PPmerino) y Jessica Zarkin (@jesszark)

Si usted no tiene el tiempo o la paciencia para dedicar cinco minutos, acá la lectura sintética de la tendencia en homicidios a partir de la publicación parcial por parte de INEGI de los datos para 2013:

  1. Desde 2011 hay una tendencia negativa en la tasa de homicidios que, a juzgar también por los datos de víctimas del SNSP para 2014, se va acelerando. 2013 concluyó con una tasa de 19.2 homicidios por cada 100 mil habitantes, lejos de los casi 24 en 2011.
  2. Cierto, pero la caída desde 2011 ha sido más lenta que el dramático crecimiento desde 2008. Con ello, 2013 es el cuarto año más violento desde 1990, por debajo de los tres años previos, pero por encima del resto.
  3. Si los datos sobre víctimas del SNSP se aproximan mejor a los datos de INEGI (lo sabremos en un año), la caída crecerá aún más y 2014 puede terminar con una tasa alrededor de 15 homicidios por cada 100 mil habitantes, aún por encima de 2008; pero por debajo de los cinco años previos, así como el periodo entre 1990 y 1996. Un retorno al nivel de violencia de la segunda mitad de los noventa, que entonces no parecía preocupante, y ahora suena a alivio.
  4. Las diferencias entre los datos de averiguaciones previas del SNSP y cuerpos de INEGI sigue siendo escandalosa. Veremos por ahí del verano del 2015 si las cifras de víctimas del propio SNSP publicadas desde 2014 son una mejor aproximación a los datos del INEGI. Es decir, si finalmente los mexicanos tenemos un dato confiable y oportuno sobre homicidios.
  5. En suma, las cifras son positivas en tanto mantienen la tendencia a la baja respecto a un periodo brutal de violencia; pero también confirman la permanencia de niveles altos de violencia de los que no nos hemos logrado sacudir en 25 años.

Si usted tiene más de cinco minutos, van los detalles y los gráficos.

¿Cómo se ve 2013 comparado a años anteriores?

Todo indica que el nivel de violencia en el país está regresando a lo experimentado en los años 90. Cerramos 2013 con una tasa de 19.2 homicidios por cada 100 mil habitantes, apenas 0.79 puntos arriba de la tasa de 1992, el año más violento de esa década.
3
4

La caída percibida se ha acelerado. De 2011 a 2012 cayó la tasa de homicidios nacional en 5.6 puntos porcentuales y de 2012 a 2013 cayó 13.4%.

Números abismalmente distintos a los presentados por el SNSP, que previo a 2014, publicaba datos sobre el nivel de violencia en el país basado en averiguaciones previas en lugar de cuerpos (es decir subestimaron desde 2008 la violencia en el país).

Con apenas 18 mil 388 averiguaciones previas, o una tasa de 15.5 por cada 100 mil habitantes, la diferencia SÓLO para 2013 con los datos del INEGI equivale a 4 mil 344 cuerpos no cuantificados (por una práctica, particularmente notoria en estados como Tamaulipas y el Estado de México, de tener múltiples asesinados por averiguación previa o bien, cuerpos sin averiguación previa alguna).

No obstante el SNSP ya cambió de estrategia en la publicación de datos. Desde 2014 ya publican datos sobre víctimas (de homicidios dolosos, culposos, secuestro y extorsión), lo que nos permite tener una imagen potencialmente más acertada sobre lo que está sucediendo actualmente en el país.

Si medimos el número de homicidios por día/año y lo comparamos con lo que va de 2014, los datos son alentadores. Se esperaría terminar 2014 con 12 menos víctimas de homicidios dolosos por día comparado a 2013 y un tercio menos comparado a 2011. Es una diferencia sustancial en el promedio nacional, aun cuando en algunos estados la tendencia no concuerda.

Se espera que la tasa de 2014 ronde los 15 homicidios por cada 100 mil habitantes, tasa equivalente a la de 1996.
8

¿En qué estados subió la violencia?

ARBOL

Las buenas noticias no aplican para todos los estados de la República, en 15 de 32 estados la violencia subió de 2012 a 2013.
12

Este es el caso de Baja California, con una tasa 5.13 puntos arriba (caso relevante dado que fue una de las primeras entidades en mostrar crecimientos en violencia a mediados de la década pasada, y dado que rompe una tendencia a la baja entre 2010 y 2012); Sonora (4.2); Estado de México (2.03); Tabasco (2); Chiapas (1.8); Michoacán (1.75); Puebla (1.25); Baja California Sur (1.22); Tlaxcala (1.12); Oaxaca (0.8); Yucatán (0.31); Quintana Roo (0.28); Distrito Federal (0.27); Querétaro (0.16); y Guanajuato (0.15).

Los casos del Estado de México, Chiapas, Puebla, Quintana Roo, DF, Querétaro y Guanajuato son particularmente interesantes porque si el año pasado le hubiéramos comprado la historia al SNSP, se habría concluido que la violencia bajó en los siete estados. Esto es, de creer a sus procuradurías estatales, hubiésemos concluido que la violencia había caído respecto a 2012, mientras que los datos del INEGI del 2013 concluyen lo contrario.
9

Por ejemplo, el SNSP reportó una caída de 2.9 puntos en la tasa de homicidios en Quintana Roo, 2.6 puntos en Puebla, 2.4 puntos en Guanajuato y 1.4 puntos en el Estado de México (patrón ya identificado por Alejandro Hope en su cuenta de Twitter). Ventana perfecta para que los gobernadores salieran a presumir logros en términos de violencia, cuando ahora sabemos que ese no fue el caso y sabemos también que no saldrán a corregir.

Y si comparamos ahora el número de víctimas por día de 2014 con las de 2013, parece que para algunos de estos estados, más algunos otros, la tendencia seguirá a la alza. Michoacán y Tamaulipas tendrán una víctima más por día.

En términos de tasas por cada 100 mil habitantes, al anualizar la tasa de 2014 esperaríamos observar ligeras alzas en Baja California (0.5 puntos), Guanajuato (0.6 puntos mayor) y Quintana Roo (dos puntos), y grandes alzas en Tamaulipas (diez puntos) y Michoacán (nueve puntos).
7

¿En qué estados bajó la violencia?

En poco más del 50% de los estados de la República la violencia bajó en 2013 comparado con 2012.
11

La caída más grande, de 24 puntos en la tasa de homicidios por cada 100 mil habitantes, la observamos en Durango. Le sigue Tamaulipas con 20 puntos (aunque los datos previos de 2014 cuentan que la historia se revirtió y el estado vive una nueva etapa de violencia); Nuevo León 19; Chihuahua 18; Coahuila 13; Guerrero 12; Nayarit, Colima y Sinaloa con 6; San Luis Potosí 5; Veracruz y Morelos 3; Zacatecas 2; Jalisco y Campeche 1; Y, Aguascalientes e Hidalgo 0.2.

El único estado en el que hay diferencia positiva entre la tendencia augurada por el SNSP y el INEGI es Hidalgo (el SNSP consideraba un aumento de 1.4 puntos en la tasa).

¿Qué no podemos contestar aún?

Recordemos que apenas han publicado los datos preliminares de 2013, por lo que todavía podemos esperar cambios, menores, en los datos. Y, claro, falta ver qué pasó a nivel municipal.

———————-

Para accesar a nuestros datos, puedes dar click en esta liga.