El 90% más pobre de México produce solo el 12% de futbolistas

En qué tipo de municipios nacen los jugadores de la liga MX

Por: D4

¿En qué tipo de municipios han nacido los diferentes jugadores profesionales en México? Para responder esta pregunta tenemos que analizar cómo eran las ciudades de México cuando los jugadores que debutaron después de 2006 nacieron y crecieron. Para ello, analizamos datos de población, ingreso y diversas medidas de desarrollo desde 1990, fecha cuando nacieron y crecieron quienes hoy tienen más de 26 años en la Liga MX.

Los datos cuentan una historia clara: los futbolistas mexicanos vienen de lugares muy desarrollados.

Desde el torneo de Apertura 2006 al presente Clausura 2016 han estado registrados mil 335 jugadores nacidos en México en la máxima categoría del futbol mexicano provenientes de 191 ciudades o municipios de México. En promedio, estas ciudades tienen un PIB per cápita equivalente a $9,038 dólares anuales, superior al $5,021 promedio del resto de los 1955 ciudades en México.

Esta tendencia tiene sentido. Por ejemplo las cinco ciudades con más jugadores registrados en este periodo de tiempo, con 52.2 por ciento de los jugadores, son la Zona Metropolitana del Valle de México, Guadalajara, Monterrey, La Laguna y León. Zonas que también concentran al 52.6 por ciento de la población en 1990. Estas cinco ciudades además tuvieron un ingreso promedio per cápita en 2005 de $10,735.5 pesos, poco mayor a los $10,064 del resto del país.

En México durante 1990 habían cerca de 19 millones y medio de hombres jóvenes. Esto significa que si hubo mil 335 futbolistas, la tasa de jugadores a nivel nacional fue de 6.8. Sí, pero la producción de futbolistas es muy desigual entre ciudades. Por ejemplo, en Polotitlán, Estado de México, Municipio con apenas 2 mil 364 hombres jóvenes en 1990, salieron tres jugadores de la Liga MX. Otro caso dramático es Xochitlán Todos Santos, en el Estado de Puebla, que con menos de mil hombres jóvenes en 1990 logró producir un jugador de la máxima liga. Por el contrario, ciudades como Campeche y Tehuacán no tuvieron ningún jugador registrado, pero tenían una población de hombres jóvenes en 1990 de 44 mil y 40 mil respectivamente (muy por arriba del promedio por ciudad de 9 mil 200 hombres jóvenes).

Elige un indicador del menú para verlo reflejado en el mapa. Da clic en el mapa o usa el buscador para ver el dato que elegiste y la tasa de jugadores de un municipio o zona metropolitana. También puedes dar clic en los cuadros de la gráfica para ver qué ciudades se encuentran en cada rango de datos.

Otro de los indicadores que muestra una clara relación con la producción de jugadores es el porcentaje de viviendas con computadora en el año 2000, que mide indirectamente el nivel de ingreso y desarrollo de las ciudades. Durante este año, apenas 9.2 por ciento de las viviendas a nivel nacional contaba con una computadora. Pero entre las 191 ciudades que produjeron algún jugador, este porcentaje crece a 12.46 por ciento. Por supuesto, en esta tendencia destacan casos como Querétaro, en donde a pesar de que en 19 por ciento de sus viviendas había una computadora, tuvo una tasa de apenas 0.82 jugadores por cada 100 mil habitantes. Por el contrario, en Badiraguato, Sinaloa, en donde apenas 0.31 por ciento de sus viviendas tenían computadora en el año 2000 nació Héctor Velázquez de los Dorados entre una población de hombres jóvenes en 1990 de solo 8 mil habitantes.

Elige un indicador y una posición para ver el perfil de las ciudades que más (o menos) jugadores producen. Las barras representan la tasa promedio de jugadores y los puntos representan ciudades. Para ver el dato de una ciudad específica da clic en un punto o usa el buscador. Para quitar los puntos y ver sólo los promedios cambia a la opción “Ver sin ciudades”.

La educación, otra señal de desarrollo, también es clave para la producción de jugadores de futbol en México. El 20 por ciento de las ciudades con el mayor porcentaje de adultos con una licenciatura completa en 1990 produjo al 94.5 por ciento de los jugadores del país, a pesar de concentrar apenas al 74.7 de la población. Curiosamente, el municipio con el mayor porcentaje de personas con licenciatura, Teteles de Ávila Castillo, Puebla (15.19 por ciento de la población tiene licenciatura), no tiene ningún jugador de futbol oriundo de ese municipio. Eso sí, Teteles de Ávila tenía una población de hombres jóvenes en 1990 menor a mil. Caso contrario es Arandas, Jalisco, lugar de nacimiento de 3 jugadores mexicanos y una tasa de jugadores de 23.33, pero en donde apenas 1.6 por ciento de la población tenía un título de licenciatura.

Haciendo el mismo ejercicio por posición, las mayores diferencias entre los diferentes niveles de riqueza provienen de la posición de defensas. Mientras que el promedio de la tasa de jugadores entre el 20 por ciento de las ciudades más ricas es 1.02 para delanteros, para los defensas es de 1.47.

Entonces, ¿quién produce jugadores? Las ciudades más ricas, más educadas y con mayor acceso a tecnología en el momento en que los jugadores nacieron. Pero estas también son las ciudades grandes, las que concentran a la mayoría de la población. Claro, esto es el promedio. Los casos raros de éxito son los que hacen soñar a cualquiera joven que puede dedicarse al fútbol.


NOTA METODOLÓGICA

Los datos de 1,355 jugadores fueron descargados de forma automatizada del portal de transfermarkt.es y su lugar de nacimiento geo referenciado usando google maps. Los datos relativos a pobreza y desigualdad por municipio fueron obtenidos del Consejo Nacional de Evaluación de la Política de Desarrollo Social. Los datos relativos al PIB per cápita del municipio fueron obtenidos del Instituto Nacional para el Federalismo y el Desarrollo Municipal. El resto de las medidas sociodemográficas, incluyendo altitud, población, personas que no estudian ni trabajan y niveles educativos fueron descargados y procesados del Instituto Nacional de Estadística y Geografía.

Para descargar la base de datos, puedes dar clic en esta liga