En la liguilla: quien pegó primero pegó más fuerte

 En la liguilla: quien pegó primero pegó más fuerte

Por Data4

La Liguilla es escenario de viejas rivalidades y no solo de los duelos que consideramos Clásicos. La Fiesta Grande revive el torneo y los equipos que jugaron en la Fase Regular se vuelven a encontrar, lo que significa la oportunidad de sacarse la “espina” o volver a demostrar quién es mejor en la cancha. Hay memoria y se cobran cuentas pasadas. ¿Qué nos puede decir entonces un encuentro en la Fase de Grupos sobre un partido en la Liguilla?

El reencuentro: de Fase Regular a Liguilla

Si el equipo ya le ganó al otro una primera vez ¿es capaz de mantener su triunfo? o ¿la presión de la Liguilla se lo impide? En este caso parece confirmarse que quien golpea primero, golpea más fuerte. 59 por ciento de los equipos que lograron ganar a su rival durante la Fase Regular, lo vuelve a hacer en la la Liguilla. Sin embargo cuando esta victoria fue de visitante, el porcentaje aumenta a un impresionante 72 por ciento. En otras palabras, tres de cada cuatro equipos que lograron una victoria de visitante contra su rival en Liguilla, y que también lo hicieron en Temporada Regular, lograrán pasar a la Semifinales. En cambio, cuando la victoria ocurre de local, el porcentaje disminuye a un 54 por ciento. Es decir, dada la ventaja de ser local, si un equipo ya le ganó a otro de visitante, es mucho más probable que lo vuelva a vencer.

Conforme avanza la Liguilla, aumenta la tensión y la emoción. En ese sentido no es lo mismo volverse a encontrar con un equipo en Cuartos, Semifinales o inclusive en la Final. En Semifinales, entre los que le ganaron a su rival en Fase Regular, 65 por ciento logra pasar (82 por ciento cuando ganaron de visitante); en la Final, un 57 por ciento logra ser Campeón (78 por ciento cuando la victoria fue en Fase Regular y de visitante). En otras palabras, la probabilidad de ganar en Cuartos de Final cuando ganaste de local durante la Temporada Regular es de 53 por ciento; para Semifinales es de 65 y en la Final de 54 por ciento.

La diferencia entre ser local y visitante es abismal. Por ejemplo, ninguna de las cinco veces que un equipo clasificó en séptimo lugar y que le ganó a su rival de local en Temporada Regular ha pasado de Cuartos a Semifinales. Pero en cada una de las tres ocasiones que un equipo clasificó en el mismo séptimo lugar y le ganó a su rival de visitante durante la Fase Regular logró pasar de Cuartos a Semifinales.

Claro está, que la posición en la Tabla General, fruto del trabajo de todo un torneo, es clave para el éxito en Liguilla. Entre todos los que pasaron en primer lugar de la Tabla General y le ganaron a su rival de Cuartos de Final de locales en la Fase Regular, 80 por ciento logró avanzar a Semifinales. Las siete veces que el primer lugar de la Tabla General se enfrentó a un equipo en Semifinales que le ganó, de local o visitante, en Temporada Regular, ha logrado avanzar a la Final. En la Final, en las dos ocasiones donde el primer lugar se ha enfrentado a un equipo, y al cual le ganó de visitante en Temporada Regular, ha resultado Campeón.

¿Qué nos dicen todas estas estadísticas en este Apertura 2015? En realidad poco. Ninguno de los ocho clasificados en este Apertura 2015 le ganó a su rival de Cuartos de visitante durante la Temporada Regular. América perdió de visitante contra La Fiera 3- 0. Resultado similar tiene el Veracruz, que con el mismo resultado perdió en Ciudad Universitaria ante Pumas. Puebla le ganó a Toluca 1–0 en casa y Chiapas perdió de visitante 4-1 ante Tigres.

¿Qué nos dice la clasificación?

Sí, la clasificación dice mucho, pero no todo. La mayoría de los campeones no provienen de equipos que clasificaron en primer lugar, sino que pasaron a la Liguilla en segundo. A pesar de ello, de todos los equipos clasificados en octavo lugar desde el torneo de Invierno 1996, 51 por ciento se queda en Cuartos y solo cinco equipos (un 12 por ciento) lograron ser campeones. La más reciente de estas hazañas fue la de Santos el torneo anterior.

El Apertura 2015 representa la primera vez que los Pumas han clasificado como Superlíderes en la historia de torneos cortos. Sin embargo, de las cuatro veces en las que clasificaron en segundo lugar, logró el campeonato en dos y se quedó en Cuartos de Final las otras dos ocasiones.

Otro que podría romper las estadísticas es el América. Si lograra el campeonato, sería el primer equipo que lo consigue en torneos cortos habiendo clasificado en sexto lugar. El América ha clasificado en sexto lugar tres veces: Verano de 1998, Bicentenario 2010 y Clausura 2011. De estas tres, dos veces se ha quedado en Cuartos de Final y en el torneo de Verano 1998 avanzó a Semifinales, donde perdió contra Toluca.

Toluca por su parte, y si tomamos al pie de la letra las estadísticas, es el equipo con más posibilidad de resultar campeón. 31.5 por ciento de los campeones en torneos cortos vino de esta posición (solo el 18.4 por ciento de los campeones ha pasado a la Liguilla como primer lugar). Además, los choriceros ya lograron esta hazaña antes: en el Apertura 2002 y en el Apertura 2008 clasificaron en segundo lugar y lograron ser campeones. Otras seis veces en las que clasificó en segundo lugar se quedó en Cuartos de Final, dos en Semifinales y en una ocasión perdió en la Final.

Para el León, la historia es similar. De los dos campeonatos que tiene en torneos cortos, en uno clasificó como tercero general (posición actual en la tabla), y en el otro lo logró como octavo. En el Torneo de Apertura 2012, cuando también clasificó en tercero, fue eliminado en Semifinales por los Xolos de Tijuana.

Sin embargo la posición de Jaguares ha sido irrelevante a lo largo de todos los torneos cortos en los que ha pasado a la Liguilla. Chiapas nunca ha visto una Semifinal, al menos desde el Invierno 1996.

Tigres solo clasificó en una ocasión en quinto lugar. Fue en el Clausura 2012 y quedó eliminado en Semifinales por Santos, después de empatar en el marcador global por el criterio de “posición en la tabla”. Algo curioso es que si el criterio hubiera sido el actual de “gol de visitante”, hubiéramos tenido un Tigres finalista.

La historia del Puebla muestra perfecto cómo la posición en la tabla sí importa. Las tres veces que ha clasificado en cuarto o quinto lugar, ha llegado a Semifinales. Pero las dos veces que clasificó en séptimo u octavo, se quedó en Cuartos de Final. Este séptimo lugar, posición que ocupa hoy en la Tabla General ocurrió en el Apertura 2009, cuando fue eliminado por el Cruz Azul.

Finalmente, Veracruz solo ha clasificado tres veces a la Fiesta Grande. En la primera fue líder general, en la segunda ocasión llegó como tercero, y en la última fue séptimo. La única vez que avanzó a Semifinales fue cuando clasificó en séptimo, durante el Clausura 2003, venciendo en Cuartos al Atlante.

¿Qué nos depara la Liguilla? Si lo tuviéramos que decir en una palabra: sorpresas. Ninguno de los equipos hoy clasificados le ganó de visitante a su rival en Cuartos de Final. Solo Toluca y León han sido Campeones habiendo clasificado en su posición actual, pero es la primera vez que Pumas clasifica en primero y que Veracruz clasifica en octavo.