Los que pueden vivir sin auto VS los que pueden vivir sin Internet

Si tuvieras que escoger entre solo tener Internet o solo tener auto, ¿qué escogerías?

Por: José Merino (@PPmerino) y Eduardo Fierro (@EDUFIERRO)

Si respondiste “internet”, eres una minoría en el Distrito Federal; y probablemente vives en la delegación Cuauhtémoc (o colindas con ella) o en los alrededores de Ciudad Universitaria.

Sí, el gasto de los hogares es finito y ello implica tomar decisiones excluyentes, aunque uno tendería a pensar que si hay dinero para comprar y mantener el uso de un automóvil, también habría dinero (y ganas) para contratar Internet en los hogares.

Pues no.

No sabemos si sea un tema de preferencias o recursos limitados, pero en el Distrito Federal son más las viviendas que tienen sólo auto, que aquellas que tienen sólo Internet (datos del 2010): 42% de las viviendas no tienen ninguno de los dos; 31% tienen ambos; 17% tienen sólo auto; y, 10% tienen sólo Internet.

La diferencia no parece tan grande, pero cuando uno analiza la distribución geográfica, se vuelve alucinante: sólo 12% de la población del Distrito Federal vive en una zona de la ciudad (llamadas AGEBs) en donde hay una mayor proporción de viviendas con Internet que viviendas con automóvil.

Es correcto: en 88% de las AGEBs de la Ciudad de México hay más viviendas con auto que con Internet.

Viviendo el cliché
1_internetPARASUBIR

Los prejuicios indicarían que si vives en Santa Fe, Lomas de Chapultepec, Polanco, Del Valle, Nápoles, Pedregal, Las Águilas, Lindavista, o Villa Coapa, es más probable que optes por el auto sobre Internet. Los datos confirman el cliché.

El lado B de los mismos prejuicios indicarían que si vives en el Centro, la Roma, la Condesa, la Cuauhtémoc, la Escandón, la San Miguel Chapultepec, por Copilco, y en una de esas, hasta la Narvarte, es más probable que entre auto e Internet, elijas conectarte en línea que moverte en cuatro llantas. Sí, los datos confirman el cliché.

Ahora, no todo son prejuicios, hay también una racionalidad. Las zonas en las que muchas más viviendas tienen auto que Internet son zonas lejanas, en las que el uso del automóvil puede ser esencial y la penetración de Internet más baja, están en: Milpa Alta, Ajusco, y Tlalpan.

En contraste, las AGEBs con muchas más viviendas con Internet que con auto, se encuentran justamente en la situación contraria, son muy céntricas, tienen claro acceso al transporte público y la oferta de servicios de Internet es factiblemente enorme, son: Unidad Habitacional Nonoalco-Tlatelolco; las partes del centro justo al norte o al sur del Zócalo, y las unidades habitacionales cerca del cruce de Avenida Universidad y Copilco.

Es la chamba…

Es una intuición. Hay empleos y profesiones en las que el uso del auto es más intenso, dados requerimientos de traslado; en contraste, habrá ocupaciones en las que el traslado no es primordial, pero sí el estar permanentemente conectado a Internet.

No tenemos una medición de ocupación desagregado a nivel de AGEBs para comprobar nuestra intuición, pero creemos que escolaridad, para la que si tenemos información, puede ser una forma de aproximarnos (imperfectamente) al asunto.
5_ConAcentos2

Si bien hay muchas AGEBs en el Distrito Federal que tienen una mayor proporción de autos que internet, lo cierto es que esos casos raros en donde hay más internet tienen un mayor nivel educativo que el resto.

(Para ver en la gráfica: Aquellos puntitos por encima de la línea naranja parecen estar más obscuros que los puntitos que se encuentran verticalmente por debajo de ellos).

En números: Entre aquellas AGEBs en donde hay mayor cantidad de viviendas con Internet que con auto, el porcentaje de la población de 18 años y más con algún grado mayor a la secundaria es de 66%, en donde tienen más autos que Internet, es 52%.

Bueno, ¿pero importa?

Cierto, son datos del 2010 y es factible que de entonces a la fecha hayan crecido más los hogares con Internet que aquellos con auto, y que por tanto, la diferencia se haya reducido (además de que estos datos no contemplan el uso de smartphones), pero no deja de ser un poco shockeante que habitemos una ciudad en la que en 88% de sus zonas hay más viviendas con auto que con Internet. En principio, porque es difícil pensar en una desutilidad generada por la penetración de Internet; mientras que las externalidades negativas del uso del automóvil son de todos conocidas.

Lo anterior invita a reflexionar sobre las políticas públicas que incentivan o no el uso de ambos y, seamos honestos, hay claras políticas gubernamentales que facilitan el uso del automóvil (i.e. subsidios a la gasolina y gasto en infraestructura para coches) y se queda uno pensando en claras políticas públicas que incentiven el uso de Internet en los hogares de la capital…

… seguimos pensando.

—————–

Nota Metodológica:

Todos los datos aquí presentados fueron estimados utilizando los datos del Censo Nacional de Población y Vivienda 2010 por AGEB urbana del INEGI. Los datos pueden ser descargados en esta liga.