Nueve mapas para pronosticar la elección de 2015

Por: Alexis Cherem (@lexielex)

El 7 de junio saldremos (algunos) a votar en las elecciones intermedias. Entre los cargos disputados están los 300 diputados federales electos por mayoría relativa. Ya algunos, como Javier Márquez, han hecho algunas gráficas interesantes sobre la tendencia en los resultados distritales. Aquí decidimos ver, basado en elecciones pasadas, en qué distritos se espera una contienda cerrada y en qué distritos siempre ha existido una fuerte lealtad partidista.  Lealtad partidista: muchos con el PRI, algunos con el PAN y pocos con el PRD 1_pri De los 300 distritos, 28 han votado consistentemente por el PRI desde 1997. En 20 estados del país no hay ningún distrito “leal priista”, mientras que los estados más priistas (entre los 12 que cuentan con distritos leales al PRI) son Sinaloa (18% de sus distritos han votado desde 1997 por el PRI), Quinana Roo (66%), Puebla (25%) e Hidalgo ( 42%). La lealtad panista está presente en 17 distritos del país y está distribuida en nueve estados. En Guanajuato cinco de los 14 distritos son leales al PAN; en Nuevo León, 1/3 de los distritos se han consolidado panistas; en San Luis Potosí dos de siete votan desde el 97 por el PAN, y en Aguascalientes (con tres), Baja California (con ocho), Chihuahua (con nueve), Jalisco (con 19), Estado de México (con 40) y Sonora (con siete) hay un distrito por cada estado que ha elegido a representantes del azul en las últimas seis elecciones. 3_prd En el caso del PRD la lealtad es mucho más fácil de ubicar. Sólo 10 de los 300 distritos han votado consistentemente por este partido en los últimos 18 años. De éstos, siete están ubicados en el Distrito Federal y tres en Michoacán (estados con 27 y 12 distritos, respectivamente). Los tres distritos michoacanos lealmente perredistas son: el II, ubicado en la región que colinda con Guanajuato y con cabecera en Puruandiro; el VII, con cabecera en Zacapu y que incluye a municipios como Cherán; y el XI, que incluye parte de la frontera con Guerrero y tiene como cabecera a Pátzcuaro. Las elecciones conflictivas Hay distritos que claramente prefieren a un partido en especial, y otros que aunque cambien sus lealtades eligen a sus representantes con una mayoría incuestionable. Y hay 237 distritos (distribuidos en todos los estados de la República) en donde ha habido por lo menos una elección desde 1997 en la cual apenas 5% o menos votos separaron al ganador del segundo lugar. Para entenderlo de otra forma, son 63 los distritos que nunca han tenido una elección sumamente competida desde el 97, ahí el ganador se lo lleva todo. Pero los casos más interesantes son los distritos III y IV de Michoacán en donde todos los ganadores desde 1997 han ganado con una diferencia menor a 5% . En el primero de ellos, con cabeza distrital en Heróica Zitácuaro, ganó un priista en 1997 y desde entonces han ganado candidatos del PRD . En el segundo, cuya cabecera distrital está en Jiquilpan de Juárez y que además engloba a dos municipios en donde surgieron grupos de autodefensa en los últimos años: Cotija y Tocumbo, la victoria electoral se ha alternado cuatro veces entre el PAN y el PRI . 4_cinco Estos son casos raros, pero si vemos elección por elección nos damos cuenta que en todas hubieron varios casos de distritos altamente competidos. En 1997 y en 2000 fueron 56 distritos los que fueron ganados con menos de 5% de diferencia; en 2003 fueron 41; en 2006 fueron 80 distritos; en 2009 fueron 74, y en 2012, fueron 89 lo que la hace la elección más competida desde que somos una democracia.Esto implica que en 2012 casi el 30% de los distritos tuvieron una elección sumamente competida. 4_cinco2012 Los cinco estados con mayor proporción de distritos altamente disputados en 2012 fueron: Guanajuato (10 de 14); Coahuila (cuatro de siete); Baja California Sur (uno de dos); Michoacán (seis de 12); y Querétaro (dos de cuatro). De los 89 asientos ganados por un porcentaje menor al 5% en 2012, el 55% fueron victorias del PRI (49 en total), el 32% del PAN (28), el 12% del PRD (11) y 1% (1 distrito) de algún otro partido. Más interesante aun es que de los 174 distritos ganados por el PRI, 49 lo lograron con una diferencia menor a 5% (es decir, casi 30% de sus asientos fueron altamente disputados); en el caso del PAN suman 28 de 52 asientos – es decir, más de la mitad de sus curules fueron ganadas con menos de 5% de diferencia entre ellos y el segundo lugar; y del PRD las victorias competidas fueron en 11 de 51 distritos (o 15%). Siete sin lealtad partidista y 55 que siempre eligen al partido en el poder 5_alt A partir de la elección de 2000 en 245 distritos (82% del total) ha habido por lo menos un cambio de partido. Esto implica que en los 55 distritos restantes un mismo partido ha gobernado desde 1997. Hay además seis distritos que han cambiado de partido en cada elección. Estos son: el distrito III de Coahuila, con cabecera en Monclova; el III de Morelos, que tiene a Cuautla como su cabecera distrital; el I y el VIII de Oaxaca, con cabeceras en San Juan Bautista Tuxtepec y Oaxaca de Juárez, respectivamente; el V de Tabasco, con cabecera en Paraiso, y el XVII de Veracruz, que tiene a Cosamaloapan como su cabecera. Si vemos cada elección en específico, 2003 fue la elección con menos alternancia (89 de 300 eligieron a un partido distinto del que estaba en el poder) y 2009 la elección con más alternancia, año en el que más de la mitad de los distritos eligieron a un diputado de un partido distinto al que estaba en el poder. A pesar de ello, la proporción más grande de los distritos -el 34% de ellos- han alternado en dos de las seis elecciones desde el 97. Los bipartidistas Mucha alternancia no necesariamente implica muchos partidos en el poder en estos últimos años. De hecho hay 197 distritos que alternan sólo entre dos partidos desde 1997. Casi el 70% de estos alternan sólo entre el PRI y el PAN, el 36% entre el PAN y el PRD y el 12% entre el PRI y el PRD. 7_panopri En total son 133 distritos, distribuidos en 23 estados, los que han alternado sólo entre diputados del PAN o del PRI, y nunca han electo candidatos de otros partidos. De los 23 estados, hay tres en donde todos sus distritos son bipartidistas del PRI y el PAN. Estos son: Campeche, Colima y Querétaro. Hay otros estados que han sido casi en su totalidad bipartidistas del PRI o PAN. Por ejemplo, 18 de los 19 distritos jalicienses, ocho de los nueve distritos en Chihuahua y siete de los ocho en Baja California caen en esta categoría. 6_prdopri Hay 48 distritos en 10 estados que sólo han alternado entre diputados del PRI o PRD. En Guerrero y en Tabasco el 100% de los distritos alternan solamente entre estos dos partidos desde el 97. En Oaxaca ocho de los 11 distritos y en Zacatecas tres de los cuatro son bipartidistas del PRI y PRD. 8_panoprd Finalmente, sólo hay 16 distritos que alternan entre el PAN y el PRD exclusivamente. Y los 16 están en el Distrito Federal. Los distritos que debemos seguir esta elección Entonces, ¿cuáles son los distritos que debemos observar esta elección? Sin duda las elecciones más interesantes, sin incluir lo que está pasando con los independientes, estarán en distritos multipartidistas, y en menor medida bipartidistas, que no son leales (core) a un partido en específico. ¿Castigarán o premiarán al partido en el poder? Tendremos que ver también a aquellos distritos donde la elección fue muy cerrada en 2012. ¿Se repetirá la historia o veremos a partidos con bases mejor consolidadas?     Nota Metodológica: Para empatar los distritos y secciones electorales en el tiempo, utilizamos la tabla de equivalencias distritales publicada por Eric Magar, disponible en esta liga.